sábado 01 de octubre de 2022 - Edición Nº2382
Impulsobaires » La Plata » 7 abr 2022

Polémica

Elecciones UCR La Plata: serian entre septiembre de este año y marzo del próximo, y hay cierre de afiliaciones

La UCR de La Plata eligió autoridades en marzo del año pasado y surgió electo el concejal Diego Rovella, pero a un año del evento no hubo reuniones plenarias, y se insiste en que habría nueva contienda entre septiembre del corriente año y marzo del próximo. Además corre un cierre de afiliaciones.


Por: Redacción


La interna de hace un año fue entre Diego Rovella y Pablo Nicoletti. El actual concejal contaba con un fuerte aparato ya que era diputado provincial, manejaba el bloque de concejales mediante el ahora diputado Claudio Frangul y además la “mega alianza interna” contaba con cien funcionarios municipales entre las tres secretarías que manejaban. Sin embargo el resultado final fue más que parejo entre ambas formaciones.

Ahora se conoció la información de que nuevamente habrá elecciones entre septiembre de este año y marzo del próximo, y que este mes habría cierre de afiliaciones, por lo que todos aquellos que quieran participar de la pelea partidaria deben estar atentos.

Lo increíble del caso es que a un año de la contienda no hubo ningún plenario convocado por Rovella y no se conoce la mesa de conducción de la UCR local.

En ese marco crece el descontento con el secretario general de la Municipalidad Raúl Cadaá, que apoyó a Rovella pero responde al ex diputado Sergio Panella, por supuestas falta de interés por defender los intereses de sus correligionarios en la administración que lidera el intendente Julio Garro.

Ayer hubo una reunión ocasional entre Cadaá y Nicoletti en el Palacio Municipal, y consultado el último de los mencionados dijo que “no pasó nada, no se habló de nada”.

En tanto recién ahora hay escasas charlas entre las dos nóminas, pero “son protocolares, sin interés”, según las definen.

“Por el momento hay algunas operaciones mediáticas en donde pareciera que el sector de Cadaá busca crear divisiones con el Pro, cuestiones inexistentes”, razonó una fuente radical.

Además por estas horas corrió el rumor en el Palacio Municipal que la oficina en donde funciona la secretaría general de la Comuna entraría en refacciones por lo que el actual ocupante podría pasar su despacho al subsuelo de la Municipalidad. Irónicamente, un vocero comunal dijo al respecto: "el problema es que hay poca ventilación, y no sabemos qué puede pasar con el humo que por lo general quieren vender los radicales amigos de Cadaá".
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias