Lousteau aseguró que no conoce al "rey de La Salada", quien estuvo "en un acto que hicieron los radicales" | La moneda de la Salada | Defensoría del Pueblo acompaña la decisión de la Provincia de modificar el sistema de obtención de antecedentes en delitos sexuales | Las ventas en los supermercados cayeron 1,7% y en los shopping 8,9% en abril | El binomio Esteban Bullrich y Gladys González es el elegido del Gobierno para encabezar la lista en provincia de Buenos Aires | La cosecha de soja cerrará con el segundo mejor volumen en 17 años | Donda impulsa la candidatura de dos promotoras del "Ni Una Menos" | La Municipalidad de Pergamino entregó las Becas Deportivas 2017 |
 
21:07 | 20 MAR
Reducir TipografiaAmpliar TipografiaEnviar nota por EmailImprimir Nota

Crece el consenso en el oficialismo contra los piquetes como forma de protesta

Capital Federal - Mientras la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, advirtió hoy que las fuerzas policiales comenzarán a "actuar" para desactivar los piquetes que colapsan a diario el tránsito en el centro de la ciudad de Buenos Aires en reclamo de ayuda social, el titular de la Comisión de Seguridad Interior de la Cámara de Diputados, el radical Luis Petri, dijo a Télam que "el Estado está para hacer cumplir la ley y es legitimo protestar, pero esa protesta no puede significar perjudicar a cientos de miles de argentinos que transitan por nuestras calles y rutas".

"Paso a paso, de una manera lógica, vamos a empezar a actuar. El gobierno de la Ciudad en Buenos Aires y nosotros en las rutas federales", indicó Bullrich en su cuenta de Facebook, durante una consulta con usuarios de esa red social.
Petri opinó que "la protesta social no debe tener como consecuencia impedir que miles de argentinos puedan llegar a sus trabajos o a chicos estudiar a las escuelas", y explicó que "bajo la bandera de la protesta, dentro del piquete, se impide la circulación y muchas veces se amenaza, se intimida e
hiere a personas y se cometen destrozos en la vía pública; conductas todas ellas intolerables que debemos erradicar en un Estado de Derecho que proteja y defienda a todos los ciudadanos".
En la misma línea, el presidente de la Comisión de Seguridad de la Legislatura porteña, el diputado de Unión-PRO Juan Pablo Arenaza, en diálogo con Radio Télam, dijo que los cortes que producen los grupos piqueteros en la Ciudad van a contramano de "entender que en la Argentina
los reclamos no pueden pasar por joderle la vida a los demás".
Arenaza aclaró que "nosotros entendemos que hay que dar un cambio profundo cultural y que el de los grupos y organizaciones piqueteras es un modelo que se agotó".
"No hay nada más antidemocrático que cortar el metrobus donde no viaja ni (el presidente Mauricio) Macri, ni los ministros: viajan laburantes que vienen de la provincia y no se les puede joder la vida a ellos", enfatizó el legislador.
"El orden público tiene que garantizar la circulación de las personas, pero eso no significa ir a matarlos a palos a los que están cometiendo un ilícito. Eso es de estados autoritarios. Se esta trabajando en la Ciudad y con la ministra Bullrich en construir una instancia en donde no signifique
ir a reprimir. Los piqueteros tienen que entender que ese tipo de reclamo está agotado, y los que más se están embromando son los trabajadores", agregó.
Pero Arenaza dejó en claro que "sacar a palos a alguien no es el camino que nosotros elegimos".
Por su parte, el legislador radical Hernán Rossi, del bloque Suma+, que responde al espacio del embajador en Washington Martìn Lousteau, presentó en la Legislatura porteña cuatro proyectos con el propósito de solucionar el caos de tránsito que se sufre actualmente la Ciudad.
Una de las propuestas es sobre las protestas y cortes que no permiten la libre circulación y, en esos casos, el proyecto obliga a que queden libres al menos dos carriles inmediatos a la derecha en avenidas, caso contrario, será considerado una contravención y se sancionará con uno a cinco días de trabajo de utilidad pública o multa de 900 a 4.500 pesos.
Rossi señaló al sitio digital Noticias Urbanas que "creemos que debe existir un equilibro entre el derecho a protestar y el derecho a circular, y en medio de este equilibro debe estar presente el Estado, con políticas que aseguren una planificación y el orden vehicular".
"Compartimos con el Poder Ejecutivo porteño la necesidad de realizar obras que incrementen los desplazamientos peatonales y aquellas que fomenten la utilización del transporte público para desalentar el uso del automóvil particular, pero no es posible que los cortes y piquetes proliferen de la
forma que lo han hecho en estos meses", expresó Rossi.
Desde la Coalición Cívica, una de las espadas de Elisa Carrió, el diputado nacional Fernando Sànchez, fue directo al expresar que "estamos todos cansados de piquetes, sobre todo de aquellos que provocan cortes totales".
En diálogo con Télam, Sánchez aclaró que "hay muchas maneras de protestar y de reclamar, pero creo que arruinarle el día a miles de personas no es la manera de solucionar ningún problema".
"El Estado está para mediar, proponer soluciones, pero también para devolver el, orden en la calle de manera civilizada, pero decidida", finalizó el legislador. 

 



 

 

Enviar nota por Email
Tu Nombre:
Tu Email:
Email Amigo/a:
 

Subir | Atras | Home

 

 

 

 

 
 
 
Diseño y Desarrollo por DreamDesigners